Suscribite a la revista Cultura Inve$t de forma gratuita ahoraSUSCRIBITE

Los plazos fijos UVA comenzaron a entrar en el radar de los ahorristas que buscan asegurarse no perder contra la inflación. Pero también son considerados “la apuesta” del año por muchos analistas, compitiendo con las Lebacs, sobre todo para aquellos ahorristas conservadores pero que buscan una diferencia.

Los plazos fijos UVA comenzaron a entrar en el radar de los ahorristas que buscan asegurarse no perder contra la inflación. Pero también son considerados “la apuesta” del año por muchos analistas, compitiendo con las Lebacs, sobre todo para aquellos ahorristas conservadores pero que buscan una diferencia.

En lo que va del año, este nuevo instrumento de inversión resulta ser el segmento más expansivo en las opciones que los bancos ofrecen a sus clientes, en una proporción de casi tres a uno al aumento nominal del plazo fijo tradicional. Lo cierto es que los bancos empezaron a ofrecerlo de manera más activa y además la mayoría aumentó la tasa de interés que paga por encima del ajuste inflacionario

Y esa tasa llega en algunas entidades al 5% por encima de la inflación. Es, por ejemplo, el caso del Banco Itaú. Otros como el Macro también pagan niveles parecidos, pero exigen un mayor plazo para el depósito (más de un año). El promedio de lo que paga el resto de las entidades se ubica en un rango que va de 3% a 4% anual, más la inflación.

Se calcula entonces que –con este instrumentose pueden llegar a obtener tasas superiores al 26%, por lo que corren con mucha ventaja en cuanto a rentabilidad, comparados con los plazos fijos tradicionales. En general, los bancos están pagando tasas que van del 22% al 23% anual, con lo cual se ubican claramente por debajo de lo que se puede ganar con un depósito indexado. Es decir, tienen un gran espacio para continuar ganando terreno en los próximos meses.

Un punto a tener en cuenta en el nuevo instrumento ajustable por UVA más interés es que con llevan diferentes requisitos entre bancos en cuanto al plazo y monto mínimos de inversión. El plazo en general no varía, la exigencia mínima es de 180 días, pero sí difiere la base de la inversión. Va entre $100 y $1.100. Se da también algún caso como el de Banco Patagonia que requiere como mínimo $10.000 ó el Supervielle con una base de $20.000.

PLAZOS FIJOS UVA VS. LEBACS
Si bien el plazo fijo UVA ofrece una tasa real positiva, es decir que siempre le gana a la inflac ión, tieneuna particularidad. El tiempo mínimo en que se debe dejar el dinero inmovilizado es de seis meses.

Y con los niveles actuales de inflación las tasas prácticamente equiparan a las de las Lebacs, que pagan 26,5% anual para el plazo más corto de 28 días. En el caso de los títulos emitidos por el Banco Central, la ventaja es justamente que se trata de un papel muy líquido, qu e vence en plazos muy cortos e incluso tienen liquidez inmediata, ya que existe mercado secundario

Suscribite a la revista Cultura Inve$t de forma gratuita ahoraSUSCRIBITE